Cine: Los juegos del hambre (2012) ****/*****


Película: Los Juegos del Hambre.
Título original: The Hunger Games.
Dirección: Gary Ross.
País: USA.
Año: 2012.
Duración: 142 min.
Género: Ciencia-ficción, drama.
Interpretación: Jennifer Lawrence (Katniss Everdeen), Josh Hutcherson (Peeta Mellark), Liam Hemsworth (Gale Hawthorne), Elizabeth Banks (Effie Trinket), Woody Harrelson (Haymitch Abernathy)
Guion: Gary Ross, Suzanne Collins y Billy Ray; basado en la novela de Suzanne Collins.
Producción: Nina Jacobson y Jon Kilik.
Música: James Newton Howard.
Fotografía: Tom Stern.
Estreno en España: 20 Abril 2012.
Calificación por edades: No recomendada para menores de 12 años.

Todos los años en las ruinas de lo que era una vez América del Norte, el Capitolio de la nación de Panem obliga a cada uno de sus doce distritos a enviar a un chico o chica adolescente a competir en los Juegos del Hambre. Los Juegos del Hambre, un retorcido castigo por un levantamiento que tuvo lugar en el pasado y una táctica de intimidación gubernamental continuada, son un acontecimiento retransmitido por televisión en todo el país en el que los “Tributos” deben luchar entre sí hasta que sólo quede un superviviente. Katniss Everdeen, de dieciséis años de edad, se presenta como voluntaria en lugar de su hermana para participar en los juegos, y se ve obligada a confiar en su aguzado instinto, así como en los consejos de un antiguo vencedor borracho, Haymitch Abernathy, cuando termina enfrentada a otros Tributos que han sido objeto de un entrenamiento intensivo y que se han estado preparando para estos Juegos durante toda su vida. Si quiere volver a su casa en el Distrito 12, Katniss deberá tomar decisiones imposibles en la arena en las que tendrá que contraponer la supervivencia a la humanidad, y la vida al amor.

Me llama la atención, como la gente a través de una pista emborronada como puede ser “es una copia de Battle Royale” puede predisponer las expectativas del espectador ante una película.

Hace una semana fui a verla al cine, cosa rara en mí, en detrimento de “Los Vengadores” y creo que en el cambio, gané.

Y es que “Los juegos del hambre” no es una historia de amor por mucho que nos la quieran calzar los críticos y blogueros de a pie, no es una historia de amor porque el amor no se fuerza, la supervivencia no se fuerza, y al mas puro estilo 1984 u hoy día… Tele 5, todo esta pactado, pero pactado a nivel “social”. No existe un amor por que haya, sino porque no les queda otra que enamorarse, la ilusión del enamoramiento es la baza que usan los “ricos” para “endulzar” la pobreza de los pobres.

Daria para una disertación sociológica a tiempo completo durante un par de días, pero no soy ni sociólogo, ni antropólogo (aunque se bastante de esas ramas). Aun así, estaría bien encauzar un análisis de clases y del hecho social en esta película.

La gente se pregunta y se dice que es una película comercial, hecha para el gran público, que es medio fiel a la novela original, bla bla… Pero… ¿No somos capaces de ver las cuerdas del destino? No vemos como los culpables de… son los que generan todo “el juego del hambre”. ¿No son los políticos los que arruinan países para después levantarlos?, ¿No son los banqueros?, ¿No son….?

Ya entrando en la película, mas allá de la belleza relativa de Jennifer Lawrence (que a mi no me llena) he de decir que borda un papel desde el minuto 1 del rollo. Y aun no sabiendo si la tetra de elegir a su hermana estaba premeditada por “los ricos” (como yo digo) pienso en la valentía que demuestra y en el papel que desarrolla desde entonces en la serie.

¿Qué es esto de los juegos del hambre?, ¿Por qué tengo que hacer el paripé que no quiero?, ¿Por qué tengo que matar?, ¿Por qué los de otros distritos se preparan desde pequeños para asesinar?, ¿Qué venden?, ¿Qué quieren? Son preguntas que se pueden pasar por su cabeza durante toda la película.

Así mismo, es gracioso descubrir como… mucha de la tecnología usada en el escenario de la batalla es totalmente desconocida para ella que vive en el distrito mas pobre y de alucinar es, cuando echándose un ungüento se le curan heridas bestiales, ¿no se suponen que todos son iguales y por eso luchan en los mismos juegos?

Mas allá de seguir hablando, que seguramente será aburrido, esperare a la secuela de la película, o mejor dicho secuelas, y como no, intentare con todo mi corazón (al igual que con Game of Thrones) leerme el libro de una vez por todas.

Publicado el 7 junio 2012 en Cine, comentario, Crítica, elizabeth banks, Gary Ross, Jennifer Lawrence, Josh Hutcherson, Lenny Kravitz, Liam Hemsworth, Los juegos de hambre, The Hunger Games., USA, Woody Harrelson y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s