Cine: Blitz (2011) **/*****


Película: Blitz.
Dirección: Elliott Lester.
País: Reino Unido.
Año: 2011.
Duración: 97 min.
Género: Thriller.
Interpretación: Jason Statham (detective sargento Tom Brant), Paddy Considine (Porter Nash), Aidan Gillen (Barry Weiss), Luke Evans (Craig Stokes), Zawe Ashton (Elizabeth Falls), David Morrisey (Harold), Richard Riddell (McDonald), Mark Rylance (inspector jefe James Roberts).
Guion: Nathan Parker; basado en la novela de Ken Bruen.
Producción: Steve Chasman, Zygi Kamasa, Donald Kushner y Brad Wyman.

Jason Statham protagoniza “Blitz”, la adaptación cinematográfica de una novela de Ken Bruen de igual título. Respecto a su argumento, sus protagonistas son el inspector jefe Roberts y el sargento detective Brant, quienes tendrán que capturar a un asesino en serie que está matando a policías, algo que enseguida llama la atención de los tabloides londinenses, ciudad en la que se desarrolla el relato. Paddy Considine se pone en la piel de Porter Nash, un agente homosexual que tendrá que colaborar con Brant, quien precisamente es conocido por su homofobia.

 

Siempre que hablo de Jason Statham en este blog y por normal general delante de mis congéneres hablo de su papel “no precisamente romántico” en las películas donde actúa.

El británico se mete esta vez en el papel de un “Sargento Detective” Tom Brant de la policía, el cual precisamente no tiene artes florales a la hora de tratar con delincuentes, quiero decir, que a los susodichos les suele caer tollinas por doquier hasta por respirarle más de dos veces por minuto al sargento

La trama de la película se inicia cuando un asesino empieza a matar policías, dejando el mensaje de que mataría a un total de ocho. Desde luego las artes del asesino autonominado como “Blitz” (Aidan Gillen) tampoco son precisamente parte de una comedia romántica.

Como siempre en estas producciones made in Statham la película tiene varias características comunes como son los tiros por doquier, las carreras a pie, los saltos por cornisas, las ostias cual corchopanazos, las persecuciones con coches, saltos por ventanas, y mucha mucha policía y un malo cabronazo.

Blitz, me llama la atención, porque al contrario de lo que suele ser “el malo” en las películas de Statham, es bastante distinto, de aire decrepito, solitario, vengativo y autodestructivo, parece que no le importa nada más que conseguir su fin, el cual justifica el uso de sus “artes” a Tom Brant.

No es una gran película, como todas las de Jason Stathman, pero al igual que las películas de este estilo que tampoco suelen dar campanadas, siempre son entretenidas de ver y recordar en los repasos a filmografías de actores y actrices.

Para mí un seis justo y necesario.

Publicado el 19 agosto 2011 en Acción, Cine, comentario, Crítica, cultura, Elliott Lester, Jason Statham, Paddy Considine, Thriller, Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s