Y no estabas tú (Por Jesús Sánchez)


Aquí os dejo una de las mejores crónicas baloncestísticas que he visto en mi vida, tal vez sea por la admiración por Andrés Montes, o por el shock aun no asimilado de su muerte, pero lo escrito hoy en el Diario Marca por Jesús Sánchez, bien merece todo el bombo y platillo del mundo. Crónica del Unicaja – Real Madrid correspondiente a la tercera jornada del curso baloncestístico 2009/2010 de la ACB.

Bienvenidos al club. El Unicaja-Real Madrid, caviar del bueno, el primer gran partido del curso baloncestístico 2009-10 de la ACB, llegó demasiado pronto para el equipo malagueño, repleto de jugones a gusto de Don Alejandro, pero maltratado por los resultados y los problemas físicos. El leñador Archibald reapareció con una máscara como el fantasma de la ópera y su equipo dio más miedo que otros días, pero Prigioni y Bullock sentenciaron. Da la impresión de que para el colista Unicaja no puede ser y además es, de momento, imposible.

No le hizo falta al Madrid, nuevo líder, tirar de su repertorio de Onésimos. Algunos estuvieron missing, como Kaukenas. El talento de Velickovic estaba bajo ligera sospecha en los primeras jornadas de esta ACB tras su fantástico Europeo en Polonia, pero el ala-pívot serbio, de la fina escuela balcánica, rescató al equipo de Messina cuando la cosa peor pintaba (48-36, min.25). Éstos saben jugar. Son buenos de toda la vida.

Hizo de todo: trabajo de albañilería, oposiciones para entrar al club de Bonilla con algún que otro churrillo, puso algún pincho de merluza y consiguió canastas decisivas en la época del encuentro en la que Unicaja pensó que podía vencer, después de dos partidos con alguna que otra piedra de esas que te obligan a decir: “¡¡¡Wilmaaaaaaa, ábreme la puerta!!!”. Velickovic le robó el foco a Garbajosa.

El multiusos, el hombre que sirve para freir un huevo y para coser un botón, fue homenajeado por el Martín Carpena tres años después de ganar el título allí y luego se marcó un partido discreto pese a sus estadísticas finales (6 puntos y 9 rebotes, pero con 2 de 12 en tiros de campo). Garbajosa tuvo el triple para ganar en una jugada mal interpretada por el maestro Prigioni que acabó en air ball. Tiempo extra, viento a favor de la prestigiosa albañilería blanca.

La noche, propicia para las idas y venidas y los tambores de guerra, lo pedía. Unicaja, que por primera vez tuvo a toda su tropa disponible menos Dean, se mostraba ligeramente superior de la mano del yogur griego Printezis, un dolor de muelas para su rival. Es difícil clasificar al internacional heleno, el hombre que luce un grandioso protector para su enorme dentadura. Carpanta, por su vocación para el rebote, protestón como para ser uno de los cicuta mix, competitivo como si fuera de Esparta… A lomos de Printezis, el Unicaja se puso a galope en busca del primer triunfo liguero.

Esta vez sí, pero no
El ala-pívot griego dio en el primer cuarto, pero el partido estaba muy parejo, y sólo sirvió para asentar a su equipo, un tanto flan. Dio también en el arranque del tercer periodo, al que Unicaja había llegado con una ventaja apreciable para la moda que imperaba esta tarde (37-34). Tres puntos eran un potosí.

El Madrid no se enteraba de nada en la reanudación. En ataque se tiraba mandarinas y defendían como madres. Se quedó en el vestuario mientras su rival vivía la magia del baloncesto con un parcial de 11-2 que llevaba la euforia a las gradas donde, por cierto, se vitoreó al gran Andrés Montes, el jugón del baloncesto comunicado, narrado y hablado, un vendedor de esta extraordinaria moto, un periodista necesario que nos ha dejado para siempre, aunque ni la tierra por encima callará su eco ni su voz. Con el partido encarrilado y el primer triunfo oficial de la temporada a la vuelta de la esquina, la afición malagueña se decía, como loca: “qué bien nos lo estamos pasando y nos lo queríamos perder”.

Entonces apareció Velickovic con su presencia en ambas canastas para sacar del lío al Madrid y arrancó el último cuarto, tenso, sólo apto para mayores de 28 años. Hubo estopa de la buena en ambas canastas. Archibald, ¡cómo reparte el tío!, y Garbajosa se dieron de lo lindo, Jiménez hizo de Vittorio Gassman para sacar una jugada de 3+2, pero la veteranía de mil batallas del Madrid, que sigue sin contar con Gladiator Reyes, le dio aire para ganar antes de la prolongación. En la prórroga, Prigioni cogió la batuta y Bullock su fusil. Su muñequita fue tan linda como para hacer la vida maravillosa al Madrid. ¡Ra,ta,ta,ta,ta,ta,ta! Fue un megacrack. Qué pena, Andrés, no estabas tú para contarlo.

Publicado el 18 octubre 2009 en andres montes, baloncesto, cronica, Homenaje, Jesus Sanchez, Jugon, marca, nba, noticias, Periodico, real madrid, sociedad, Sucesos, unicaja. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Se nos ha ido uno de los ‘grandes’, PIÑA. Podía gustar o no (a mí me gustaba), pero ha revolucionado el mundo del baloncesto. Le sigo desde que estaba con García en Antena 3. Se desplazaba por las pistas para los carruseles. Y yo, que soy bastante más viejo que tú, recuerdo algunos de los motes que puso a los jugadores, como ‘Patillas’ Rodríguez a un pivot que tenía el Estudiantes. Él sí que era un ‘Jugón’ y mientras vivió defendió que ‘La vida puede ser maravillosa’.

    Por cierto, en la Supermánager, que seguro que conoces, un compañero mío de la tele tiene un equipo que se llama ‘Montes de queremos’… desde la primera jornada!!! Increíble. Nosotros en el trabajo tenemos una liga privada… con 45 equipos! Echaremos en falta a Montes, seguro. Un abrazo, ‘hombre-mesa’.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s